Inmobiliaria en Sevilla

Blog

Echa un vistazo a nuestros artículos y novedades

Incrementa el valor de tu nueva cocina

incrementa valor nueva cocina

Antes de plantearte acudir a un establecimiento de reformas de cocina en Barcelona te invitamos a que te hagas una pregunta, ¿quieres una cocina sin más o una cocina que le dé valor a tu casa y te haga la vida más agradable?

La diferencia va a estar, en gran medida, en la calidad de la cocina que escojas para tu hogar. Una cocina de gama alta supone una inversión un poco más elevada, es cierto, pero también una serie de ventajas que seguramente vean recompensada la elección:

Ventajas de elegir una cocina de alta gama:

- El valor de la vivienda se va a incrementar

Cuando elementos tan importantes como la cocina o el baño son reformados y tienen materiales de alta calidad, el valor de la vivienda sube, por lo que si se decide vender la casa en el futuro o se utiliza como aval para un crédito, será muy beneficioso tener esta valoración extra.

- El valor estético de la vivienda también aumenta

Una cocina de alta gama hace que la casa se vea más elegante y bonita, especialmente si la cocina está situada en un espacio abierto al salón. Una cocina de diseño visible para todo el que entra en la casa enriquecerá mucho la estética de la vivienda.

- Sus prestaciones también son mejores

Ya no se trata tan sólo de que la cocina sea más bonita, porque la calidad se nota a simple vista, sino que será una cocina con unas prestaciones mucho mejores. Estamos hablando de cajones con sistemas de cierre muy suaves, alacenas con puertas de alta calidad que no se alteran ni en el color ni en la apariencia, o encimeras de gran belleza que están pensadas no sólo para verse, sino también para disfrutarse.

Los electrodomésticos también tienen mucho que decir:

Si te decides por una cocina de alta gama no olvides que los electrodomésticos deben de ir a juego. Elegirlos a la última en prestaciones y que ayuden a disfrutar todavía más del espacio de la cocina siendo muy eficientes en el consumo energético, marcará la diferencia.

Un buen ejemplo son los hornos de última generación, que no solo son capaces de cocinar los platos más sabrosos repartiendo el calor por igual y con un bajo consumo, sino que incluso pueden limpiarse solos una vez que se han utilizado.

O los frigoríficos que, además de enfriar los alimentos, tienen dispensador para el hielo o espacios apropiados para conservar más tiempo frutas y verduras.

Por último, conviene hablar de las garantías que presentan este tipo de marcas, teniendo en cuenta la fiabilidad del aparato, y la impecable atención de los proveedores tanto de este tipo de cocinas como de los propios contratistas que se encargan de realizar la obra.