Inmobiliaria en Sevilla

Blog

Echa un vistazo a nuestros artículos y novedades

7 tareas de mantenimiento del hogar recomendadas en verano

mantenimiento hogar verano

Si quieres que tu hogar se mantenga en perfecto estado hay que prestarle una atención continua, no de manera puntual. A todos nos gusta recibir visitas y presumir de vivienda, o simplemente disfrutar de nuestro “refugio” con total tranquilidad, pero para ello es fundamental atender a aspectos básicos. A continuación te vamos a ofrecer varias claves para que aproveches este verano para poner al día tu vivienda. Recuerda que en cualquier polvero en Sevilla podrás encontrar muchos de los materiales y artilugios que necesites para ello, así que ya no tienes excusas. Si tienes varios días de descanso dedícaselos a tu hogar ¡Manos a la obra!

Vigila techos y cubiertas: esta es una de las zonas más frágiles de una vivienda, pues es la puerta de entrada para filtraciones de agua en épocas de lluvias, por eso es conveniente revisarla antes del otoño aprovechando una meteorología favorable. Hay que estar atentos a posibles grietas, agujeros y losetas o tejas sueltas para atajar dichos problemas antes de que vayan incrementándose. Depende del grado del desperfecto tendrás que necesitar unos materiales u otros. Puedes apostar por un poco de mortero para fijar alguna baldosa suelta o rellenar alguna junta deteriorada, o bien aplicar una pintura especial de caucho para impermeabilizar toda la cubierta.

Elimina la suciedad de canaletas y conductos: es conveniente limpiar las canaletas conductoras de aguas y los desagües para evitar obstrucciones. Es conveniente hacer esta labor dos veces al año, en invierno y en verano para eliminar suciedad acumulada como restos de hojas secas o arenilla. Hay que tener en cuenta que toda esa suciedad, si no se elimina, se introducirá dentro de las tuberías. Un pequeño cepillo te servirá para dejar las canaletas como nuevas. Hay que prestar también atención a las uniones de las distintas partes pues, a menudo, no están bien ajustadas y el agua se escapa por esas separaciones.

Examina la climatización: sin lugar a dudas, tener a punto el aire acondicionado es imprescindible en verano, sobre todo, en aquellas zonas como nuestra provincia donde el calor es bastante intenso durante el periodo estival (y también durante otras épocas del año). Hay que revisar los niveles de refrigerante y de gas, así como el estado de limpieza de los carbones y el funcionamiento del ventilador. Revisar estos electrodomésticos ayudará a evitar daños mayores y averías más costosas.

Ojo con la piscina: si tienes la suerte de contar con una piscina en casa, en verano pasarás mucho tiempo dentro de ella. ¡No hay mejor remedio para el calor que un buen chapuzón! Para tenerla en perfecto estado de revista hay que revisar el estado del agua (medir altura y el estado de los químicos) y las distintas canalizaciones, el funcionamiento de la bomba de la depuradora y, por supuesto, limpiar la posible suciedad acumulada en el fondo. Un aspecto importante es controlar el nivel del agua para observar si existe una posible filtración de agua. En ese caso, la solución pasará por localizar el punto de fuga, vaciar la piscina y reparar la zona dañada con una pintura impermeable o colocar de nuevo los azulejos afectados. En cualquier polvero en Sevilla podrás encontrar materiales para estas reparaciones.

Devuelve el esplendor a tu fachada: el verano también es buena época para hacer un mantenimiento a la fachada de tu vivienda. Una buena técnica es utilizar el agua a presión para eliminar suciedad como moho, polvo, tierra o manchas que hayan podido aparecer durante los meses húmedos de otoño e invierno. Además esta técnica servirá para desprender posibles zonas debilitada del revestimiento (pintura, mortero, baldosas sueltas, etc.).

Revisa ventanas y puertas: esta operación no es solo cosa del invierno, donde buscamos que el frío no penetre en el interior de nuestro hogar. En este caso, también tenemos que procurar que el calor sea el que entre y, también, que el frío no se escape a través de las ventanas y las puertas. Para ello, hay que comprobar, tanto en el interior como en el exterior, que se queden bien selladas y no tengan ningún área de escape.

Limpieza general: una limpieza profunda de tu vivienda no solo te ayudará a contar con un mayor bienestar, sobre todo si eres una persona alérgica, sino que te servirá para eliminar objetos en desuso. ¡Seguro que ganas más espacio! Además, hay que revisar y limpiar los ventiladores, pues durante el resto del año suelen acumular suciedad en sus hélices, lo que provoca que cuando se activen todo ese polvo se distribuya por toda la habitación.

¡Buen verano!